Si eres usuario de redes sociales, las historias o Stories de Instagram no te habrán pasado desapercibidas. Cada vez que entres verás círculos destacados en la parte superior, con publicaciones especiales de las cuentas a las que sigues.

Esos “círculos” son las famosas Stories de Instagram, las historias que solo están disponibles durante 24 horas. ¿Qué ventajas e inconvenientes tienen para la estrategia de social media de tu marca?

Qué son las Stories de Instagram

Las publicaciones de tipo stories (en español, historias) de Instagram pueden ser de muchos tipos, pero tienen una característica en común: desaparecen a las 24 horas de haberlas subido a la red.

En las Stories puedes incluir imágenes, vídeos cortos, filtros, cuadros con texto e incluso enlaces a páginas web o a tu propia cuenta de Instagram.

Y aquí empezamos con las ventajas e inconvenientes.

Pros y contras de usar las stories en Instagram

Por una parte, este tipo de contenidos tienen un detalle negativo evidente: las publicaciones que crees como stories desaparecerán 24 horas después y no dejarán rastro en tu perfil. Si lo que te interesa es recibir muchas interacciones en un periodo de tiempo prolongado, te compensa publicar una foto o un vídeo “estándar” en Instagram.

Sin embargo, las historias tienen dos ventajas muy importantes:

  • Por un lado, te permiten “narrar” el día a día de la marca y compartir detalles o acontecimientos puntuales, avisar de ofertas que caducan en pocas horas, etc. No olvidemos que en las stories podemos enlazar directamente a la landing page de la web donde tenemos en marcha la oferta en cuestión.
  • Por otra parte, muchos usuarios entran constantemente a Instagram para revisar las stories que tienen pendientes. Si tus publicaciones estándar “se pierden” en un largo feed de novedades, es probable que aumentes las visitas a tu perfil si primero captas la atención de los usuarios con una historia.

Si tienes dudas, ¡estamos para ayudarte! Consulta nuestros packs de social media para pymes y deja tu marca en las mejores manos 😉