El referral marketing o marketing de recomendaciones es una tendencia que tiene muy buena acogida en el mundo de Internet. Consiste en permitir a usuarios, clientes o influencers recomendar un producto o servicio a sus amigos y ganar algo de dinero con ello (u otra ventaja).

En muchas ocasiones se han utilizado sistemas de invitaciones para promocionar una determinada marca. Y la fórmula ha tenido muy buena acogida, como ocurrió con el lanzamiento de Gmail.

En los últimos meses, el peso de los influencers se ha dejado notar en el marketing online, y cada vez son más las marcas que recurren a estrategias de este tipo. Y a menudo el sistema de recomendaciones funciona como recompensa económica para este tipo de perfiles.

¿Cómo funciona el sistema de recomendaciones del referral marketing?

La idea es simple: imagina que tu marca lanza una nueva herramienta de software. Al principio, pocas personas la conocen, y para asegurar las ventas hay que lograr que los influencers hablen de ella.

Por tanto, puedes ofrecer a blogueros e influencers la opción de publicar artículos hablando de la herramienta y ganar dinero con cada cliente nuevo que consigan.

El control de esa clientela se realiza gracias a los enlaces únicos, que llevan un código de seguimiento concreto. Por ejemplo: si Juan recomienda tu marca, pondrá en su web un enlace a tumarca.com/via-juan [caso ficticio]. Y cada vez que un usuario entre con ese enlace y pague, la transacción quedará registrada en tus herramientas de analítica.

Y a fin de mes (o de semana, según lo acordado), se remunerará al bloguero o influencer en función de los clientes que se hayan registrado gracias a su enlace.

Pero el referral marketing también funciona con cualquier usuario de tu marca, sin necesidad de ser influencer o bloguero. Es lo que ha hecho durante años Dropbox, ofreciendo ampliación en la capacidad de almacenamiento a los usuarios que consiguieran “enganchar” a otros.