Sabemos desde hace pocos días que Twitter ha ampliado su límite de caracteres desde los 140 hasta los 280. Se trata de una “jugada” curiosa que duplica el espacio disponible en la red social que presumía de ser “la de los mensajes cortos”. ¿Por qué lo ha hecho?

Llama la atención que Twitter se haya salido de su molde original, pero al mismo tiempo está claro que los usuarios no tenían suficiente con los 140 caracteres.

¿Por qué Twitter ha ampliado su límite de caracteres?

La historia de la longitud de las publicaciones en redes sociales lleva un tiempo dando vueltas de un lado a otro. La primera en dar “el gran paso” hacia la ampliación de espacio disponible fue Google Plus, la red social de Google que prometía revolucionar el mundo del social media… y no lo consiguió.

Sin embargo, la influencia de Google Plus sirvió para que Facebook se diera cuenta de la oportunidad y decidiera también dejar más espacio para los textos de sus usuarios.

Después Twitter se animó a dar más flexibilidad a sus publicaciones. Al fin y al cabo, 140 caracteres no dan para mucho, y la limitación es enorme si en ellos queremos incluir imagen, menciones y enlace a alguna publicación. Por ello decidieron excluir elementos como las menciones de la cuenta total de caracteres.

Pero está claro que no ha sido suficiente, y Twitter ha decidido apostar por un cambio que va en contra de su imagen de marca desde sus inicios. Muchos han aplaudido la medida, pero en general ha causado sorpresa en los usuarios de la red social.

¿Por qué la red social de los tuits ha pasado de 140 a 280 caracteres? Probablemente muchos tuiteros lo agradecerán, pero es pronto para saber si le pasará factura a Twitter. Porque con ese cambio está perdiendo gran parte de su “esencia” y de su identidad de marca.

Y tú, ¿qué opinas de este cambio? Cuéntanos tus impresiones en los comentarios 😉